Hospital Dr. Gustavo Fricke brinda insumos, alimentos, atención domiciliaria y virtual a pacientes de Pediatría que presentan enfermedades crónicas.

La iniciativa beneficia a pacientes del Programa NANEAS y busca continuar con las prestaciones que reciben los niños y adolescentes en el hospital, pero desde sus hogares.

 

Alrededor de diez prestaciones diferentes que van en apoyo de los niños con patologías crónicas efectúa el Programa NANEAS (Niños y Adolescentes con Necesidades Especiales de Atención en Salud) del Servicio de Pediatría del Hospital Dr. Gustavo Fricke del Servicio de Salud Viña del Mar Quillota. Desde que inició la pandemia, un grupo de profesionales, se reúne y visita los hogares de aproximadamente 240 pacientes, con patologías crónicas con el propósito de evitar su traslado al centro asistencial y así prevenir el contagio de COVID 19.

 

En ese contexto el Dr. Claudio Cisternas, Jefe de Pediatría del Hospital Dr. Gustavo Fricke, señaló que “hace bastante tiempo que veníamos con la idea de llegar a las casas de algunos niños que presentan patologías crónicas como, parálisis cerebral, problemas neurológicos de otro tipo, niños con Fibrosis Quística y que requieren una serie de manejos multidisciplinarios. Acercar a este grupo de pacientes al hospital en época de pandemia es muy peligroso, por eso,  la enfermera encargada del programa Naneas y en ocasiones los nutricionistas y doctores  visitan dos veces por semana el hogar de los niños para tomar exámenes, conocer su estado de salud y llevar insumos como jeringas, sondas de alimentación y alimentos de la Ley Ricarte Soto. Así evitamos que el paciente y su familia vengan al hospital y corran el riego de contagio”.

 

 

Es la propia encargada del Programa NANEAS del Hospital Dr. Gustavo Fricke, la que se pone en contacto con la familia de cada paciente, conociendo en detalle, los insumos que debe trasladar hacia sus hogares. En ese contexto Carla Barría, enfermera a cargo del programa señaló que “nuestros pacientes reciben insumos mensuales, pero desde el principio de la pandemia hemos duplicado y hasta triplicado la entrega de estos, con el propósito de evitar que las familias se trasladen al hospital a recibir los alimentos, fármacos e insumos que necesitan”.

 

Junto a esto, 25 niños que sufren Fibrosis Quística, reciben un compresor asistencial, el cual es un nebulizador de aire comprimido que requieren para tratar su enfermedad.

 

Un apoyo fundamental para la familia, señala el Dr. Claudio Cisternas, Jefe de la Unidad de Pediatría del recinto asistencial, quien argumentó que “claramente el poder llevar a una enfermera profesional a la casa con el equipamiento necesario, nos permite que los padres perciban calidad en nuestro servicio. Ellos se sienten agradecidos, por que tomamos en cuenta las necesidades de sus niños y además llevamos los insumos que favorecen la economía familiar. Esto nos pone contentos, porque estamos llegando a los padres de una forma distinta, completa e integral que es parte de los objetivos que persigue la Pediatría moderna”

 

Activan videollamadas a familias de pacientes NANEAS

 

La conexión virtual en tiempos de pandemia es fundamental, por eso los especialistas que atienden a los niños y adolescentes que están dentro del programa, se comunican a través de videollamadas con las familias. Esta acción tiene el objetivo de conocer el estado clínico de cada paciente y de diagnosticar la urgencia de cada caso.  De esta forma,  los doctores tratantes, como Neurólogos, Pediatras y Nutricionistas, controlan el estado y atienden los requerimientos de cada niño, usando las herramientas tecnológicas a su alcance.

 

El propósito es mantener al día, los requerimientos de cada uno de los pacientes NANEAS, con el objetivo de ser un aporte a las familias y darles, utilizando los diferentes medios disponibles,  continuidad a sus tratamientos.