Personas mayores de Los Andes se recuperan de COVID-19 en residencia espejo transitoria de Panquehue

Tras cumplir con 28 días de cuarentena, dos residentes del ELEAM Padre Hurtado ubicado en la Provincia de Los Andes, fueron dados de alta y regresaron a su hogar de origen.

Luego de cumplir con un período de 28 días en la residencia espejo transitoria (RET) de Panquehue, dos personas mayores que pertenecen al ELEAM Padre Hurtado de Los Andes, pudieron regresar a su hogar de origen luego de ser dados de alta de COVID-19.

Ambos residentes ingresaron al establecimiento dependiente del Servicio Nacional del Adulto Mayor, SENAMA, producto de un brote que se presentó en el hogar; pero gracias a los cuidados y las medidas de aislamiento adoptadas por el equipo de profesionales y técnicos de El Palomar, lograron recuperarse de la enfermedad.

Alonso Cuadra, coordinador regional de SENAMA Valparaíso, indicó que “esta es una muy buena noticia; ya que los residentes del ELEAM Padre Hurtado vuelven a su residencia de origen, luego de recuperarse de esta enfermedad. Agradecemos en esta instancia a los equipos de salud que se encuentran trabajando en la RET El Palomar, quienes se han dedicado y han entregado los cuidados integrales que merecen y necesitan las personas mayores de la zona, quienes son parte de la población de riesgo.

Durante la mañana, previo al regreso a Los Andes, los residentes de El Palomar despidieron a sus compañeros y amigos, con quienes disfrutaron un desayuno, recordando anécdotas y experiencias compartidas en la comuna de Panquehue.

La RET “El Palomar” está habilitada para recibir a todas aquellas personas mayores residentes de ELEAM de la zona Cordillera de la región de Valparaíso, que presenten un diagnóstico de COVID-19 positivo que no pueden hacer aislamiento efectivo dentro de su hogar de origen. A la fecha, han ingresado 14 residentes, de los cuales se encuentran actualmente 10 personas mayores de ELEAM ubicados en Quillota y Cabildo.

Cabe destacar que las residencias espejo transitorias son recintos que cuentan con habitaciones habilitadas para que personas mayores residentes de ELEAM puedan trasladarse una vez que se confirme un caso de COVID-19 en su hogar de origen. En el lugar reciben la atención de un equipo multidisciplinario que mantienen un monitoreo permanente de su salud y signos vitales, entregando la atención y protección que se requiera.