Senador Latorre “Queremos buscar una salida política a los presos de la revuelta por vía legislativa”

Hace pocos días, el presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Senado, Juan Ignacio Latorre, junto a la presidenta de la Cámara Alta, Adriana Muñoz, realizaron un punto de prensa en el frontis del Congreso de Valparaíso, presentando un proyecto de ley de indulto para las y los presos de la revuelta. A este punto llegaron también familiares, dirigentes y vocerías relacionadas con personas detenidas en contexto estallido social.

En el punto de prensa, el senador de Revolución Democrática Juan Ignacio Latorre, autor del proyecto explicó que “queremos buscar una salida política a los presos de la revuelta, por vía legislativa”. Asimismo, indicó que “usando nuestras atribuciones como senadores, es posible presentar un proyecto de ley de indulto general, que vamos a tramitar en la comisión de derechos humanos”.  Y sobre a quién va dirigido este proyecto, el senador frenteamplista puntualizó “según datos del ministerio público hay más de 5 mil formalizados, hay cerca de 700 personas en prisión preventiva, hay 650 o más condenadas, pero todos relacionados con desórdenes públicos, delitos contra la propiedad, no hay delitos terroristas”.

Este proyecto busca indultar a las personas imputadas o condenadas -modificando los efectos que usualmente tienen los indultos- con el único fin de eximir de responsabilidad a quienes fueron detenidos y luego imputados o condenados en el contexto del estallido social por ciertos delitos determinados por la propia ley. Los delitos que entran dentro del indulto son aquellos sobre desórdenes públicos, los que queden comprendidos en las modificaciones que introdujo la ley antibarricadas y la ley antisaqueos, incendio, daños, los de ley de control de armas -con la excepción del delito de disparo injustificado en la vía pública (como el caso del norteamericano John Cobin que disparó a personas en una protesta) y también se excluyen el caso de tráfico de armas y el relativo a la apología o propaganda de doctrinas que propugnan el crimen o la violencia como medios de cambio político- los de maltrato de obra o palabra a funcionarios de las FFAA y de orden (Código de Justicia Militar), destrucción o daño a monumentos nacionales, ley de seguridad del Estado y los casos de presos y presas que queden configurados en la ley de responsabilidad penal adolescente.

En una columna dominical de El Mercurio titulada “La falacia de la bondad”, el rector de la Universidad Diego Portales, Carlos Peña, señaló que “si bastara la convicción de injusticia para que se pudiera actuar impunemente y con violencia, entonces ninguna comunidad cívica sería posible“. El senador Latorre junto al rector de la Universidad de Academia de Humanismo Cristiano, Alvaro Ramis, reaccionaron respondiendo en otra columna en el mismo medio llamada “Justicia Trasnacional, no bondad” Blogs : Justicia transicional, no bondad , donde afirmaron que “el rector confunde en su análisis lo justo y lo bueno, ya que lo que se busca con esta medida se debe entender dentro del proceso de justicia transicional que requiere nuestro país“.

Veto presidencial

Esta semana, el presidente Piñera en un punto de prensa desde La Moneda, anunció desde ya su veto presidencial a este proyecto, señalando que “Es un mal proyecto y que atenta contra el orden público, la seguridad ciudadana, la democracia y el Estado de Derecho”.

Ante esta declaración, el senador Latorre respondió “Nada nuevo viniendo del Presidente Piñera, él se ha acostumbrado a ser más bien parte del problema y no de la solución, nos tiene acostumbrados al Congreso con amenazas de veto y de recurrir al TC. Nada nuevo en la gestión de Piñera. Mi llamado al Gobierno es a que se involucren en buscar una salida política a los presos de la revuelta. No puede ser que se naturalice el uso político del derecho penal, que se naturalice la prisión preventiva por mucho tiempo, abusando de la prisión preventiva (…) No puede ser que la respuesta del Estado sea únicamente la criminalización de la protesta, la represión y violación de los derechos humanos, y la cárcel. Tenemos que reconstruir vínculos con la población juvenil, y sobre todo cuando ha habido procesos irregulares en el Poder Judicial y con querellas por parte del Ejecutivo. Es importante que el ejecutivo defina una posición y se involucre en una salida política”.

Este proyecto de indulto general es apoyado por la presidenta del Senado, Adriana Muñoz, las senadoras Provoste y Allende y los senadores Latorre y Navarro. Comenzará su ruta legislativa  en la Comisión de Derechos Humanos del Senado y luego irá a la Comisión de Constitución. Cuando ambas comisiones lo voten, pasará a Sala. Para su aprobación en Sala se requieren 22 votos.