Caso fiesta clandestina Cachagua: Dueño inicia acciones legales en contra arrendatario

El incidente de las fiestas clandestinas en Cachagua parece no tener fin. Además de la querella presentada por el Gobierno en contra de quienes resulten responsables, se suma las acciones legales que el dueño del inmueble presentará en contra de Samuel Israel, piloto de Rally. Como si eso fuera suficiente, los contagios en Zapallar siguen en aumento, con 57 casos positivos, 157 personas señaladas como contactos estrechos y el retroceso de la comuna a Fase 2 del Plan Paso a Paso.

«Cuando entró (la persona que cuida el lugar) dijo que había tanto vómito por toda la casa que tuvieron que entrar tres personas a limpiar y sanitizar toda la casa», relató para 24 horas, Gabriel Biggs, dueño de la vivienda ubicada en Aguas Claras del Sur.

Gabriel comentó para el medio que él arrendo su propiedad para las fiestas de fin de año mediante la plataforma virtual Airbnb. Su arrendatario, el piloto de Rally, Samuel Israel, le aseguró que sólo serían siete personas las que harían uso del inmueble y que cumplirían todas las medidas sanitarias.

Sin embargo, Biggs, se llevó una sorpresa cuando se enteró que se hicieron dos fiestas y que en cada una asistieron cerca de 200 jóvenes. Según relata el dueño de la vivienda, llamó de inmediato a Israel «no me contestó. Luego, por mensajes me jura que nunca fue tanta gente y que hubo dos fiestas más, que probablemente se confundieron los vecinos de dónde vino el ruido», relató para 24 horas.

La vivienda además, quedó en pésimas condiciones, la persona que realizó el check in y check out, dijo que “no sobrevivió ni un vaso (…) todo lo que pudo haber servido para alcohol terminó roto”, indicó Biggs.

Es por ello que Gabriel llegará hasta las últimas instancias legales porque «quiero que esto no se repita más, tiene que servir de ejemplo a nivel nacional y ojalá mundial; lo que pasó fue demasiado irresponsable», puntualizó.

CONTAGIOS EN ZAPALLAR

El seremi de salud de la Región de Valparaíso, Francisco Álvarez, comentó que hasta la noche de ayer, habían 57 contagiados y 157 contactos estrechos. Además, comentó para Tele13 Radio que “la principal dificultad son las contradicciones: dicen que no han participado de la fiesta, otros dicen que no han estado con nadie pero figuran en la lista de contactos estrechos de otra persona”.

Respecto a los sumarios sanitarios que se han cursado debido a las fiestas clandestinas en Cachagua, el seremi Francisco Álvarez señaló que «ya tenemos dos sumarios que están en curso y que están muy pronto de finalizar para poder establecer las sanciones a los organizadores. Por otra parte, tenemos dos sumarios más a dos jóvenes que incumplieron su cuarentena», precisó para T13.

Finalmente, el seremi reafirmó que «durante el fin de semana detectamos un número importante de fiestas clandestinas en otras comunas como Quilpué y Los Andes, en ese sentido, si los jóvenes se siguen comportando de forma irresponsable probablemente puedan provocar brotes similares. De momento el más importante es el de Zapallar, no hemos presentado otro», finalizó.

La imagen corresponde a la caputura de video de 24 horas.