Conaf confirma que Esval tala bosques nativos y forestales por proyecto de conducción Los Aromos – Concón

Vecinos de Limache buscan que los trabajos sean evaluados bajo normas y estándares que establece la legislación ambiental

Esval anunció el pasado martes la penúltima fase del megaproyecto de conducción Los Aromos- Concón, que tiene una inversión de 28.000 millones y el objetivo de garantizar seguridad hídrica al Gran Valparaíso hasta el 2040. Pero el proyecto trajo consecuencias y opositores, debido al impacto medioambiental que han provocado los trabajos en la zona, procediendo al corte ilegal de bosque nativo y tala de bosque forestal, confirmado por Conaf, y que va desde el Tranque Los Aromos hasta la planta de tratamiento de aguas que Esval tiene en Concón.

La Corte de Apelaciones recibió dos recursos de protección por parte de vecinos del sector La Victoria, en Limache, uno de ellos mediante el abogado Luis Eduardo Cantellano, que buscaba que los trabajos fueran evaluados en base a las normas y estándares que establece la legislación ambiental.

“Pedimos a la Superintendencia del Medio Ambiente y al Ministerio Público que determinaran cuáles eran los planes en la zona, respondiendo que no había un plan de manejo aprobado por Conaf” señaló el abogado. Luego, la Corte solicitó esta información a la Corporación Nacional Forestal, confirmando, luego de varios meses que “Esval había procedido al corte ilegal de bosques en las zonas donde se estaban realizando los trabajos, constatando en el lugar que la vegetación cuya corta se solicitó autorizar, ya se había efectuado”.

Desde Esval anunciaron que “fueron presentados dos planes de manejo forestal de corrección, con el propósito de subsanar esta afectación y efectuar la reforestación correspondiente”, agregando que “todas las acciones realizadas a la fecha se han ejecutado conforme a estos planes, los que se encuentran en revisión y estamos actualmente a la espera de la resolución de Conaf”.

Ahora solo queda esperar el último oficio de Ministerio de Obras Públicas, a partir de eso, la Corte Suprema debería llamar a alegatos la próxima semana, para que las dos partes expongan sus fundamentos en defensa de sus posiciones. “Dependiendo de eso y si la Corte establece algún tipo de condición o requisito adicional al proyecto, nosotros determinaremos si esto lo seguimos en la Corte Suprema o si presentamos alguna acción por daños ambientales en el Tribunal Ambiental de Santiago, sentenció el abogado.

Por Axzel Fuster