Intendente de Valparaíso anuncia expulsión de dos extranjeros que participaron de fiesta clandestina en Villa Alemana

Los participantes celebraban el cumpleaños de un infante

El pasado martes fue descubierta una fiesta clandestina en Villa Alemana donde participaron 16 personas mayores de edad, dos chilenos, 13 venezolanos, una mujer colombiana y menores de edad. A raíz de aquello, las personas mayores de edad fueron detenidas y el intendente de la Región de Valparaíso anunció que serán expulsados dos de los extranjeros que participaron del encuentro debido a que no contaban con residencia en Chile.

La razón de la fiesta clandestina fue la celebración del cumpleaños infantil. Al percatarse de aquello, un vecino de la calle Santa Ana procedió a llamar a la Policía de Investigaciones de Villa Alemana. Así, la PDI detalló que el inmueble habría sido arrendado, al igual que el transporte que habría traído a 13 de ellos desde Santiago.

De esta forma, el Intendente regional, Jorge Martínez, informó para Cooperativa que “algunos de ellos no tenían residencia, por lo cual cometen un delito según la Ley de Extranjería. Por no tener residencia he resuelto decretar la expulsión del territorio nacional de ellos».

«Aquí no hay excepciones, ni para nacionales ni para extranjeros. Vamos a aplicar todo el rigor de la ley. Los que tenían residencia los informaré al Ministerio del Interior, como dice la ley, y los que no expulsados del territorio de la República», puntualizó.

Por parte del seremi de Salud de la Región de Valparaíso, Francisco Álvarez, aseveró que “hemos cursado un sumario sanitario a cada una de ellas, por exceder el aforo máximo en una comuna en Fase 2 y por no respetar las medidas de autocuidado básicas como distanciamiento físico”.

“Parece increíble e insólito que prácticamente todos los días tengamos fiestas clandestinas en nuestra región. Quiero hacer un llamado a las personas que participan en estos eventos: háganse responsables y eviten que mañana se contagien, sean conectados a un ventilador mecánico para no lamentar el sensible fallecimiento de alguno de ustedes», manifestó.

En consecuencia, los asistentes arriesgan una multa que va de los 5 a 25 millones de pesos, mientras que el propietario de la vivienda arriesga una multa de 1000 UTM, cifra que bordea los 50 millones de pesos.