Europa parte con uso obligatorio de mascarillas KN95 y FFP2 en prevención a evitar contagios por las nuevas cepas de SARS-COV-2 que se han detectado

La medida busca dejar en desuso las mascarillas de tela utilizadas por los ciudadanos y reemplazar estos tapabocas por caretas quirúrgicas o aquellas que filtren más de un 90% de partículas

La canciller de Alemania, Angela Merkel, decretó la prohibición de los barbijos de tela en los espacios públicos, y desde este 25 de enero en el país alemán será obligatorio el uso de mascarillas quirúrgicas, las FFP2 o su semejante KN95/N95, Austria y Francia avisan que tomaran la misma medida y España se abre lentamente a implementar la normativa.

En Chile, el presidente del Colegio Médico de Valparaíso, Ignacio de la Torre, al ser consultado por el uso de estos cubrebocas señalo que “estas mascarillas logran filtrar las partículas grandes y el 95% de las partículas pequeñas».

Además señalo que “su correcto uso permite reducir las probabilidades de que las personas contraigan el coronavirus, incluso estando en contacto con personas que puedan tener la enfermedad, por esa razón es recomendada a personas del área de la salud que están en contacto con pacientes con Covid” enfatizó Ignacio de la Torre.

Por su parte, el doctor Sebastián Ugarte señalo que “Da lo mismo si usamos la N95 que es más cara si no sabemos manipularla”.