¿Por qué los pensionados vitalicios se manifestaron en las afueras de Congreso?

Cámara de Diputados rechazó seguir con el trámite para pago del 10% de pensionados vitalicios

Ayer se convocó desde la ONG de Rentas Vitalicias a una marcha a las afueras del Congreso Nacional, para dar a conocer el malestar que viven los pensionados vitalicios, quienes están postergados para el pago del 10%, ya que la Cámara de Diputados no aprobó seguir con el trámite para la aprobación de este beneficio, faltando 5 votos para llegar a los 2/3 necesarios.

“Pensionados vitalicios consideran que han quedado excluidos de todos los proyectos de apoyo del Gobierno, esto no puede ocurrir, ya que somos más de 700.000 familias, muchos con enfermedades terminales y bajas pensiones. La marcha la convocó la abogada Evelyn Urrutia, que estuvo en la comisión del proyecto del retiro del 10% para los pensionados vitalicios”, señaló Pamela Varas para Alerta Noticias Valparaíso, que tomó la voz de su padre, Juan Varas de 70 años, pensionado vitalicio hace dos años y enfermo terminal.

La ONG de Rentas Vitalicias en una declaración pública señaló que “el promedio de nuestras pensiones no alcanza los $150.000 y en su mayoría no alcanza los $100.000, muchos son enfermos terminales y otros con enfermedades catastróficas. Todos estaban esperanzados de que nuestros legisladores sean empáticos con nosotros, pero nos defraudaron”.

“Hay molestia y rabia al ver el descaro del lobby que hicieron las empresas de Rentas Vitalicias en la votación en la Cámara de Diputados, ya que la Comisión de Constitución demostró que era factible su legislación. Fuimos engañados descaradamente al darnos cuenta de que nuestro capital, ahorrado con mucho sacrificio a través de los años, ya no es nuestro y ha pasado a las arcas de esas empresas, además, es incomprensible ver que la legislación acepta que el promedio de vida sea de 110 años, esto menoscaba las pensiones”, agregó la ONG.

Pamela Vargas dice que “la manifestación es legítima, por este motivo hubo mucha gente a las afueras del congreso, en Santiago y en Arica, además, pedimos que se legisle por un tope de mortalidad de 85 años, para que suban las pensiones. Nos sentimos como ciudadanos de segunda categoría, sabiendo que según nuestra Constitución somos todos iguales ante la Ley”.

Por Axzel Fuster.