Jorge Sharp tras críticas por déficit financiero 2020: “No es un desastre económico»

Según informe oficial, el déficit financiero interanual en diciembre de 2020 disminuyó en 12,1%, sin embargo, concejales afirman que el déficit es el mismo que hubo en gestión de Castro (UDI)

«No es un desastre económico, como algunos quieren informar», respondió Sharp a quienes han cuestionado la celebración del alcalde tras la disminución de más de $500 millones de déficit financiero que queda en un monto de $3.826 millones, según el último informe emitido por la Dirección de Control. Incluso, algunos ediles han señalado que «en la práctica, el 2020 termina con el mismo déficit» que la administración de derecha de Jorge Castro, aludiendo a las «deudas por pagar» que sostiene el municipio.

Los resultados aparentemente positivos examinados en el Balance de Ejecución Presupuestario Acumulado del cuarto trimestre de año pasado, indicaron que el déficit fue un 12,1% menor que diciembre de 2019, y que, según la Dirección de Control, esta disminución es un comportamiento sostenido durante los últimos cuatro años de gestión, develando, según los números, una política de manejo responsable de las finanzas al interior de la alcaldía.

Según las distintas vocerías municipales, el ordenamiento y control de los compromisos de contratos y convenios por servicios efectivamente prestado y las tareas que antes se externalizaban, pero que en este último tiempo han sido asumidas con la propia capacidad municipal, también han permitido disminuir este déficit, logrando además, reforzar los servicios a la comunidad, apoyar a la red de ollas comunes, reforzar la atención primaria de salud y consolidar una red de servicios populares que han permitido atender a más de 120 mil personas.

“Nos hemos preocupado de mantener una política responsable en términos financieros. Recibimos una institución en la quiebra, con un déficit de 13 mil millones de pesos, hoy ese déficit asciende solo a 3.800 millones de pesos, y eso, solo por consecuencia de los efectos financieros en las municipalidades, derivados de la crisis sanitaria y la falta de compromiso del Gobierno con los municipios”, señaló para radio Biobío, el alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp.

Sharp agregó que durante los últimos años se ha trabajado para subsanar esta situación, pero que este año ha sido difícil, producto de la pandemia provocada por el Covid-19, además señaló que “siempre dijimos que trabajaríamos para que las crisis y las malas decisiones del pasado no las pagara la ciudadanía, pero, es necesario que el Gobierno colabore con los municipios para paliar el impacto provocado por la postergación de pagos y la misma crisis económica. Creemos que falta un esfuerzo mayor”.

Cabe recordar, que cuando Sharp asumió la alcaldía porteña, se registraba la cifra de déficit más alta de la década, de 13 mil millones de pesos el 2016, superando a la de 2011, de 10 mil millones de pesos.

«El desastre» de la deuda municipal

Por otro lado, el medio regional Mercurio de Valparaíso informó que el municipio porteño aumentó las deudas, llegando a los $12.000 millones, situación que generó preocupación en los concejales, quienes llaman a tomar medidas de urgencia por falta de ingresos. Esto, en contraposición al municipio que dice que el déficit bajó.

El presidente de la Comisión de Finanzas del Concejo Municipal, Iván Vuskovic (ind.), explicó que “el déficit es bajo porque no están considerando los diversos grados de afectación. Si llegamos al máximo estamos hablando de un déficit de $12.000 millones, y ese monto se ve reflejado en las deudas por pagar».

“El presupuesto del año pasado creció en $10.000 millones por las modificaciones presupuestarias dadas, y pese a esto, la deuda por pagar del 2020 es de $2.000 millones más y fracción que en el 2019, donde hubo un total de obligaciones de $10.148.992. En la práctica el 2020 termina con el mismo déficit que había en la administración de Jorge Castro, y Sharp no es 100% culpable de aquello, porque le tocó la revuelta y la pandemia”, sentenció el concejal al EMV.

De la misma forma, el concejal Daniel Morales (MVC) destacó en el mismo medio que “cuando uno ve estos números es doblemente espantoso porque significa que no solo estamos más endeudados que antes, sino que no hay proyección de crecimiento y de proyectos de crecimiento que atiendan a mejorar espacios. Esto es claro reflejo de una improvisación vergonzosa, donde se hacen promesas de campaña y discursos que quedan como caricaturas al lado de la realidad”.

Por su parte, la edil Marina Huerta (DC), aseveró a Alerta Noticia Valparaíso que “el municipio debería tener un protocolo único para expresar la magnitud del problema que se debe entender, porque todos sabemos que por producto de la pandemia, el futuro de la ciudad no se ve auspicioso. Los ingresos este año van a ser, posiblemente, menores que otros años y, por supuesto, que un municipio que tiene menos ingresos, tiene menos probabilidades de hacer una gestión beneficiosa”.

Finalmente, Jorge Sharp, en respuesta a los concejales, declaró en su cuenta oficial de Twitter que “no es un desastre económico, como algunos quieren informar. Lo cierto, es que nuestra gestión en cuatro años ha reducido el déficit que heredamos de la UDI y la DC en más de un 70%. Transparencia, probidad, manos limpias y buena gestión. Aún falta mucho por hacer, pero vamos en la dirección correcta con la fuerza de la gente”.

Por Axzel Fuster y equipo ANV.