Universidad de Playa Ancha continuará con clases virtuales durante el primer semestre

A partir del 29 de marzo se reinician las clases y solo algunas actividades como talleres y laboratorios podrían efectuarse de manera presencial

El rector de la Universidad de Playa Ancha (UPLA), Patricio Sanhueza, se refirió a lo manifestado anteriormente respecto a la vuelta a clases presenciales y confirmó que los primeros seis meses del año serán en modalidad virtual, donde solo algunas actividades podrían ser presenciales como talleres o laboratorios, respetando las medidas sanitarias.

Patricio Sanhueza señaló que “aquellas asignaturas o cursos que tienen elementos prácticos que es necesario realizar, como talleres, laboratorios y prácticas, estamos buscando soluciones fundamentalmente a través de protocolos de protección, para que esas asignaturas, con los aforos necesarios, puedan ser impartidas también».

Según indicaron desde la casa de estudios, las personas son la principal preocupación de la Universidad de Playa Ancha y por este motivo se mantendrá la virtualidad como forma de funcionamiento hasta que sea seguro volver a las tareas presenciales en forma masiva.

“Esperamos que la vacuna logre que el Covid-19 vaya desapareciendo este año. Pero mientras exista un peligro de contagio, tanto para los estudiantes como para nuestros académicos y funcionarios, nosotros tenemos que utilizar todas las tecnologías necesarias, posibles, avanzadas, para que efectivamente se cumplan los objetivos del currículum” en formato virtual, finalizó el rector.

Mientras que algunos estudiantes de la universidad no se encuentran de acuerdo con la medida adoptada desde la casa de estudios. Sugieren que se resuelva en un corto plazo la modalidad presencial para talleres prácticos, ya que es fundamental para un mejor aprendizaje.

Así lo indicó Marcelo Álvarez, estudiante de quinto año de la carrera de periodismo, afirmando que “como estudiante en su último año, debo decir que es una situación que me complica y me molesta bastante. Los últimos ramos prácticos y las cátedras más difíciles no son la misma experiencia desde una pantalla en nuestras casas, aunque de todas maneras, con la poca conciencia que existe en nuestro país, es muy arriesgado volver a abrir las aulas”.