«Debí haberme puesto la maldita vacuna»: Hombre que se negó a ser inoculado murió de Covid

Un hombre, que se había negado a recibir la vacuna contra el Covid-19, falleció esta semana a causa del virus.

Michael Freedy, un estadounidense de 39 años y padre de cinco hijos, antes de perder la vida le envió un mensaje a su mujer arrepintiéndose por no inocularse.

“Debí haberme puesto esa maldita vacuna”, le escribió a su pareja horas previas de que los médicos lo sedaran en la UCI.

De acuerdo al medio The Sun, la prometida del fallecido le señaló a medios locales: «Solo tiene 39 años. Nuestros bebés ahora no tienen padre. No se puede decir que soy joven y no me afectará, porque sí lo hará», expresó la mujer. 

No se vacunaron por miedo a los efectos secundarios

Dos semanas antes de su muerte, Michael Freedy y su familia estuvieron de vacaciones en San Diego, tras lo cual él enfermó de gravedad. Primero, su cuerpo se llenó de ampollas, pero creyeron que se debía a su exposición al sol. Sin embargo, luego comenzó a sufrir escalofríos, no tenía apetito y no podía dormir.

Posteriormente acudieron a urgencias y el hombre dio positivo por coronavirus, siendo aislado en su hogar. Para ese entonces, Freedy era incapaz de mantenerse en pie. Cuando regresó a urgencias, los médicos lo hospitalizaron tras ser diagnosticado con pulmonía.

Tanto el fallecido como su esposa no se habían vacunado contra el Covid-19 por miedo a los efectos secundarios, según consignó el diario AS

“¡Oye, cariño! Es importante. Lo intenté. Me van a llevar a la UCI. Te amo tanto con todo lo que soy”, le escribió Freedy a su esposa.

Tras seis días en el hospital, el hombre fue trasladado a UCI, en donde fue sedado e intubado, falleciendo a los pocos días.