Niña de 11 años sufre graves quemaduras en vías respiratorias al realizar desafío de TikTok

Una niña 11 años se encuentra internada en el Hospital Regional de Concepción tras sufrir graves quemaduras en las vías respiratorias al realizar un desafío de TikTok.

El hecho ocurrió mientras la menor, oriunda de Monteáguila, en la comuna de Cabrero, visitaba a sus abuelos en Bulnes, región de Ñuble, lugar en que habría realizado el reto que involucraba el uso de alcohol.

Tras realizar este «challenge», la niña fue trasladada de urgencia hasta el Hospital Herminda Martinde Chillán, desde donde, debido a la gravedad de su estado de salud, fue derivada hasta el citado recinto de la capital penquista, donde se encuentra conectada a ventilador mecánico.

En el desafío también participó la hermana gemela de la menor afectada, la que no sufrió lesiones.

«Son lesiones muy graves»

El doctor Dalton Azócar, cirujano infantil, explicó que «la niña está en una situación grave, debido a que es una niña que tiene 11 años, tiene quemaduras relativamente en extensión, relativamente pequeñas, pero son lesiones muy graves sobre todo en la cara, cuello y las dos manos. Lo peor de todo es que tiene asociado una lesión de la vía aérea que le ha conllevado a una neumonía que en este momento es lo que la tiene más complicada».

«Lo complejo de ella es que esto está asociado a la presencia de fuego. Como explicó el papá, hubo una inflamación y una explosión, entonces la niña probablemente además de inhalar humo, los gases calientes le produjeron lesiones en la vía aérea asociado al hecho de que se estuvo quemando la ropa y eso lleva a la producción de humo que se aspira y produce un daño pulmonar que es muy difuso y difícil de manejar», añadió.

El accidente 

El padre de las niñas, Emilio Valdebenito, relató que una de las hermanas le sugirió a la otra hacer el reto a la otra.

«La idea era ver qué pasaba cuando tú echas un fósforo a una botella de alcohol. Según el reto que ella vio no ocurría nada, se apagaba el fósforo. Ellas prendieron el fósforo, lo echaron dentro del recipiente, miraron y no ocurrió nada. Se sienta en el baño, pasa un par de segundos y explota la botella, con el resultado que la Maite recibió el impacto en su cara, principalmente en el lado izquierdo, que es donde tiene más comprometido, su cara, cuello, brazo, mano derecha, parte del pecho y una pierna», indicó.

Además, dijo que la otra hermana «perdió la vista en el momento. Dice que vio todo oscuro y no pudo socorrer a su hermana porque no veía nada. Cuando ella vuelve a ver, ve a su hermana quemándose y en ese momento empieza a gritar y a pedir ayuda. Ahí fue cuando logramos escuchar sus gritos».