CONFIRMAN POR PARTE DE LA CORTE DE APELACIONES LA SENTENCIA DE UN INTERNO QUE AGREDIÓ A GENDARME EN VALPARAÍSO

La Corte de Apelaciones de Valparaíso ratificó la condena de cinco años y un día en contra del interno Víctor Fernández Soto, quien, en mayo del 2020, agredió a un funcionario uniformado de Gendarmería mientras cumplía una condena en el Centro de Educación y Trabajo (CET) de Valparaíso.

El dictamen de la Corte de Apelaciones viene a corroborar lo dispuesto por el Tribunal de Juicio Oral en la Penal de Valparaíso, el que el 2 de julio del presente año había decretado la condena. La decisión del Tribunal se basó en los hechos ocurridos en mayo del 2020. En esa oportunidad el privado de libertad golpeó mediante patadas y combos a un sargento que lo interceptó cuando pretendía fugarse. Producto de los golpes el funcionario terminó con fracturas en su zona costal.

El abogado querellante de Gendarmería, Roberto Toro, indicó que “la Ilustrísima Corte de Apelaciones de Valparaíso rechazó el recurso de nulidad interpuesto por la defensa del interno que fue condenado, por el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Valparaíso, a la pena privativa de libertad de cinco años y un día, en calidad de autor, por el delito de lesiones de carácter grave en contra de un funcionario de Gendarmería”.

Por otra parte, el director regional de Gendarmería, coronel Luis González, sostuvo que “esta sentencia es un fallo histórico donde un interno es condenado por agredir a un funcionario de Gendarmería. Este fallo viene a respaldar la misión institucional y la función que cumplen nuestros funcionarios en la región”.

“Todos nuestros funcionarios van a tener el apoyo jurídico y se van a presentar las querellas que sean necesarias cuando, en el cumplimiento de su deber, sean agredidos o maltratados por los privados de libertad”, cerró el coronel González.