Escuela intrahospitalaria CANEC del Hospital Dr. Gustavo Fricke SSVQ retoma clases presenciales con niños, niñas y adolescentes

l Los pequeños pacientes del establecimiento viñamarino han vuelto a tener clases además de apoyo pedagógico y terapéutico, gracias a los profesionales dispuestos por la escuela intrahospitalaria CANEC.

La escuela intrahospitalaria CANEC del Hospital Dr. Gustavo Fricke SSVQ, la más antigua del país con 21 años de existencia, volvió a dictar clases presenciales a los niños, niñas y adolescentes hospitalizados.

Estos pequeños se suman a los 40 alumnos , con estudios reconocidos por el Ministerio de Educación, que asisten a clases desde sus domicilios o en el aula multigrado, y que durante la pandemia tuvo que cerrarse, al igual como ocurrió con los establecimientos educativos de todo el país.

Propósito educativo y terapéutico

Pedro Zepeda, Director de la escuela, explica que “la escuela hospitalaria tiene dos grandes propósitos: uno es entregar educación a niños, niñas y adolescentes que no pueden asistir a una establecimiento educacional tradicional; y el otro propósito es terapéutico. El trabajo que hacemos en los espacios clínicos, en el espacio del aula hospitalaria y en las casas de los estudiantes es minimizar todos los efectos negativos que produce el diagnóstico médico, la enfermedad y los tratamientos médicos, es decir, minimizamos todos los efectos como por ejemplo, la ansiedad, el estrés, los miedos y la incertidumbre, entre otros”.

Sin embargo, debieron buscar alternativas para seguir asistiendo a sus alumnos durante la pandemia. Darinka Álvarez, coordinadora académica del establecimiento explica que “durante la pandemia no pudimos estar en el Hospital, quizás eso ha sido lo más triste, ya que las condiciones sanitarias no lo permitían. Los hospitalizados no pudieron ser atendidos durante todo este tiempo. Sí los pacientes que estaban en domicilio de forma remota y los que pertenecían al aula multigrado del Hospital, que pudieron ser atendidos tanto sus papás, en términos psicológicos, como los niños, en términos educativos”.

Clases a niños hospitalizados

Hoy, los niños que están internados en traumatología, cirugía o pediatría, reciben sus clases y sus evaluaciones son integradas a las que tienen en sus propios colegios, lo que ha sido una sorpresa para los alumnos.

Mayerly Moyano, quien cursa 7mo básico y lleva más de una semana hospitalizada cuenta que “ir a la escuela ha sido algo normal, te ayudan en todo lo que pueden, las tareas son fáciles, pensaba que no iba a tener clases, igual ha sido entretenido”. 

 

Mía Berríos, señala que “nunca pensé que habían clases en el Hospital. Igual son buenas y me gustan, aunque me tomó por sorpresa que en la mañana cuando desperté había profes, entonces fue como ¡oh! Qué raro. Lenguaje es el que más me ha costado y mi favorita es matemáticas”.

«Estamos muy contentos de poder volver a la sala de hospitalización», afirma la coordinadora académica: «Trabajamos en forma coordinada, tanto con el equipo de Dirección de nuestro Hospital, como también con quienes están encargados de la seguridad y de las infecciones intrahospitalarias.  Nosotros llevamos mucho tiempo como escuela hospitalaria y por lo tanto, conocemos  los factores de riesgo y el autocuidado que hay que tener para atender a nuestros estudiantes, pero nos actualizamos en el Coronavirus que generó muchas más barreras de protección, tanto para nosotros, como para los niños.  Después de un tiempo de inducción estamos muy contentos porque pudimos retomar las atenciones, tanto en domicilio, como en la sala-cama».

21 años aportando a la calidad de vida de los pacientes pediátricos

La escuela intrahospitalaria CANEC, está reconocida por el Ministerio de Educación y cumple 21 años al interior del Hospital Dr. Gustavo Fricke, brindando educación a 40 alumnos en domicilio y de manera presencial, a  todos los niños entre los 4 y los 18 años, que cursan educación regular, y que se encuentran hospitalizados. Hoy, cuenta con 8 profesionales y un psicólogo incorporados para apoyar a padres e hijos.

Darinka Álvarez señala que “durante esta pandemia también innovamos y tenemos atenciones psicológicas en línea con nuestro profesional, tanto para grupos de padres como en forma individual, así que fue un tiempo muy interesante, muy entretenido y de mucho aprendizaje para nosotros como escuela. Ha sido muy enriquecedor, porque tenemos estudiantes y familias que pertenecen a programas como NANEAS (Niños y Adolescentes con Necesidades Especiales de Atención en Salud) que viven en su casa y no tienen contacto con otros familiares, y menos ahora en pandemia. Entonces, se fueron aislando durante este tiempo, las redes sociales, las posibilidades de clases virtuales y estas atenciones sicológicas hicieron posible que nuestros niños y sus familias se sintieran acompañados a través de estas nuevas alternativas tecnológicas”, afirma.