Hijo de empresario hallado muerto expone sospechas: «No habría sido capaz de llegar hasta este lugar»

Este martes fue encontrado el cuerpo del empresario Jorge Jadue Zedán, de 75 años, que se encontraba extraviado desde el 13 de octubre y, pese a que desde la PDI se ha descartado la intervención de terceros, la familia tiene sus sospechas. 

Cabe señalar que el adulto mayor fue hallado en una quebrada cerca del cementerio Santa Inés de Viña del Mar.

«Su estado físico no le permitía llegar hasta acá»

Yeries Jadue, hijo del empresario, señaló: «Mi padre no habría sido capaz físicamente de llegar hasta este lugar, tan retirado, tan alejado».

«Yo creo, no lo puedo asegurar porque no me corresponde esto a mí, pero yo lo conocí y su estado físico no le permitía llegar hasta acá», agregó.

PDI descarta intervención de terceros

Sin embargo, desde la Policía de Investigaciones descartaron que existen lesiones en su cuerpo que puedan ser atribuidas a terceros.

Al respecto, el subprefecto Rodrigo Muñoz, jefe de la Brigada de Homicidios de Valparaíso, sostuvo que «se logra establecer que tiene una data de muerte aproximada de seis días. No existe ninguna lesión en el cuerpo que nos permita atribuir la muerte de la víctima con la intervención de terceros».

En cuanto al hallazgo, detalló que el cuerpo «fue ubicado por uno de sus familiares directos, quienes posteriormente dan aviso a personal de la municipalidad».

Habría sufrido un accidente

El pasado lunes, en conversación con Meganoticias, la hija de Jorge, Lorena Jadue, explicó que su padre se había perdido en el sector de la calle Villanelo esquina Arlegui.

La mujer relató que el día de la desaparición él la llamó «como las 13:09, dijo que se había caído, a lo cual yo le respondí que dónde estaba para ir a buscarlo, pero me dijo ‘tranquila, me voy a parar y me voy a la casa, en 10 o 15 minutos te llamo'».

Pese a esto, Jadue contó que transcurrido ese tiempo y sin una llamada de su padre, comenzó a contactar a sus hermanos para alertarlos de la situación.

Cerca de las 16:00 horas de ese día, sus hermanos le cuentan que su papá «los llamó a ellos, diciéndoles que se encontraba botado en unos matorrales y que ve arena, muchos árboles, pero que no ve gente, y veía una bandera».

Esa fue la última comunicación que pudieron tener con Jorge Jadue, pues su teléfono se apagó. Luego de lo anterior, la familia dio aviso a Carabineros.

En ese entonces, Lorena sostuvo que: «No descartamos intervención de terceros».