Apuntes y Viajes

Hotel Somerscales: Un viaje por el tiempo en el Cerro Alegre

Desde el 2004 que el Hotel Somerscales funciona como tal en el Cerro Alegre de Valparaíso, pero la historia de la casa en que su ubica comienza mucho antes, con el pintor del mismo nombre, quien luego de recorrer el mundo junto a la marina inglesa y contraer una enfermedad decide pasar un tiempo en Valparaíso, quedándose dos décadas.

Thomas Somerscales fue acogido por la comunidad inglesa de Valparaíso. En enero de 1874 se casó y compró un terreno en la calle San Enrique número 446, donde construyó su casa y actualmente se ubica el hotel que lleva su nombre.

El Hotel Somerscales

Claudia Ahonzo nos contó más sobre la historia de la casa y la forma en que está pensada para recibir a los visitantes y trasladarlos al lujo del pasado.

Los inicios del hotel

¿Cuándo surgió el Hotel Somerscales?

«Surgió el año 2004, con un formato muy parecido al actual, siendo uno de los pioneros de la hotelería boutique en Valparaíso. El año 2012 yo me hago cargo del hotel y le empezamos a dar la pincelada desde la mirada del nuevo administrador.»

¿En qué consistió esta nueva impronta?

«Cuando nos hicimos cargo del hotel encontramos que era muy lindo, pero muy plano a nivel colores y Valparaíso es todo lo contrario. Valparaíso es puro color. Cuando el día está soleado los colores asoman: las casas, las flores, los jardines. Entonces al estar asociado al mundo marino decidimos que el azul era nuestro color emblemático, pero a la vez, quisimos darle a cada habitación un color especial, tomando la acuarela de colores que representa Thomas Somerscales y el arcoíris que es Valparaíso, integrándolos a nuestro hotel».

«Para esto contactamos a un artista que vive muy cerca de nosotros en el Cerro Alegre y que además es un restaurador. Él nos hizo toda una propuesta de restauración para dar color al hotel, dándole una identidad propia, a objetos que eran antiguos; como las lámparas por ejemplo.»

¿Cómo fueron adquiriendo los muebles?

«Ha sido todo un viaje por el camino de la restauración y el mobiliario antiguo y del rescate de muebles antiguos. Varios de ellos venían con la casa y otros fueron adquiridos por nosotros en tiendas de antigüedades. No hay muebles nuevos en el hotel. Lo que nos importa a nosotros es el rescate de lo patrimonial, que tiene que estar totalmente inserto en esta casa que tiene más de 140 años. La idea es que genere una relación con el tiempo, un viaje al pasado, una navegación hacia allá.»

Espacios comunes que te hacen sentir como en casa

Me llamó la atención la gran cantidad de espacios comunes que hay en el hotel

«La idea es que nuestros huéspedes se sientan como en su casa y tengan los mismos espacios que tiene su casa: habitación, baño; pero también una sala de lectura, un living donde compartir, una chimenea, un comedor común y otro comedor donde se puede realizar una capacitación o un almuerzo familiar. Es decir, que sea un hotel- casa donde los huéspedes se sientan como en su casa.»

Coloridas habitaciones

¿Cuántas habitaciones tiene el hotel?

«El hotel cuenta con ocho habitaciones. Es el número perfecto para que nuestros huéspedes se sientan cómodos. Todas para dos personas, excepto una que es familiar para cuatro personas.»

Las coordenas del Hotel Somerscales

Dónde reservar

Las reservas al hotel se pueden realizar directamente en su sitio web https://www.hotelsomerscales.cl o en su cuenta de Instagram.

Dónde estacionar

El hotel cuenta con un estacionamiento en el mismo hotel y estacionamientos privados a dos cuadras del hotel, con capacidad para cuatro vehículos.

Cómo llegar

Desde Viña del Mar: «Llegas hasta Almirante Montt, donde está el Cinzano, y ahí se puede tomar un colectivo o taxi que sube y te deja en la calle San Enrique, que es donde se encuentra el hotel. Si vienes en vehículo debes subir por la calle Almirante Montt y doblar a la derecha en San Enrique, dos cuadras antes de la Avenida Alemania».