Impactante estudio revela sorprendentes consecuencias de la pandemia en los adolescentes chilenos

Impactante estudio revela sorprendentes consecuencias de la pandemia en los adolescentes chilenos
 

Medidas de contención del Covid-19 impactaron el consumo de alcohol y cannabis en jóvenes.

La pandemia de Covid-19 ha dejado un impacto en múltiples aspectos de la sociedad, y un reciente estudio desarrollado por el equipo de la Clínica Psiquiátrica Universitaria de la Universidad de Chile revela una inesperada consecuencia en los adolescentes del país. Las medidas implementadas para contener la propagación del virus han llevado a cambios en los entornos sociales de los jóvenes, lo que ha generado variaciones en la prevalencia del consumo de alcohol y cannabis en este segmento de la población.

En 2018, un equipo de especialistas de la Clínica Psiquiátrica Universitaria de la Universidad de Chile comenzó a implementar el modelo Planet Youth o Modelo Islandés en la Región Metropolitana. Este modelo, que ha tenido éxito en Islandia, busca prevenir el consumo de sustancias en los adolescentes mediante la creación de un entorno social enriquecedor para su desarrollo. El modelo involucra trabajar en conjunto con equipos municipales y escolares, implementar actividades de ocio supervisadas, fomentar el tiempo de calidad con los padres y establecer un claro mensaje de rechazo al consumo de sustancias en los adolescentes.

Los especialistas de la Universidad de Chile colaboraron estrechamente con los equipos de prevención de las municipalidades de Renca, Melipilla, Colina, Peñalolén, Las Condes y Lo Barnechea para implementar este modelo. Sin embargo, en el año 2020, las medidas implementadas para contener la pandemia cambiaron la vida de las personas y también impactaron el entorno social de los adolescentes.

La estrategia de prevención Planet Youth incluye la evaluación del consumo adolescente a través de una encuesta que se aplica cada dos años a todos los alumnos de segundo medio en las comunas participantes. Estas encuestas proporcionan datos sobre la prevalencia de consumo, factores de riesgo y factores protectores en la población adolescente. Basándose en estos datos, el equipo de investigación publicó un estudio en la revista Prevention Science.

El estudio tuvo como objetivo evaluar los cambios en la prevalencia del consumo de alcohol y cannabis en los adolescentes entre 2018 (antes de la pandemia) y 2020 (durante la pandemia). Se encuestó a aproximadamente 7.500 adolescentes en 2018 y a 5.500 en 2020, estudiantes pertenecientes a 125 escuelas de los seis municipios involucrados en el proyecto.

Los resultados mostraron que la prevalencia acumulada de consumo de alcohol disminuyó del 80% al 70%, mientras que la prevalencia del consumo de cannabis disminuyó del 28% al 19%. Además, el consumo de alcohol en el último mes se redujo del 46% al 33%. Estas cifras indican una mejora en los indicadores de consumo de sustancias en los adolescentes durante la pandemia.

El Dr. Adrian Mundt, psiquiatra y académico de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, explicó que el cambio en el entorno social de los adolescentes durante la pandemia, especialmente debido al aislamiento en casa, puede haber contribuido a esta disminución en el consumo de sustancias. Se observó una menor presencia de factores de riesgo como estar fuera de casa después de las 22:00 horas, el consumo de alcohol y cannabis en compañía de amigos, y la embriaguez en grupos durante el último mes. Estos factores están estrechamente relacionados con el consumo de sustancias en los adolescentes.

Sin embargo, el estudio también reveló que otros factores de riesgo, como los síntomas ansiosos y depresivos, empeoraron durante la pandemia. Existe evidencia de que la pandemia ha aumentado sustancialmente la prevalencia de trastornos de ansiedad y depresión entre los adolescentes.

El estudio también señaló un deterioro en algunos factores protectores, como el rechazo parental al consumo de alcohol, el monitoreo parental, la calidad de la relación padre-hijo y el conocimiento de los amigos y los padres de los amigos. Estos factores son fundamentales para reducir la probabilidad de conductas de riesgo en los adolescentes.

El equipo de investigación subraya la importancia de investigaciones futuras para determinar si las reducciones observadas en el consumo de sustancias durante la pandemia son sostenibles a largo plazo, especialmente después de la reapertura total de las actividades escolares y el regreso a las interacciones sociales normales entre los adolescentes.

Este estudio, liderado por el Dr. Adrian Mundt y realizado por especialistas del Departamento de Psiquiatría y Salud Mental del Hospital Clínico de la Universidad de Chile, arroja luz sobre los efectos inesperados que la pandemia ha tenido en el consumo de sustancias en los adolescentes chilenos. Estos hallazgos son cruciales para comprender las consecuencias de los cambios en los entornos sociales de los jóvenes y desarrollar estrategias efectivas de prevención y apoyo para este grupo vulnerable de la población.

Ultimas Noticias