OFICIAL DE LA ARMADA EN RETIRO RECIBE CONDENA DE 15 AÑOS DE PRISIÓN POR HOMICIDIO COMETIDO EN 1989 EN VALPARAÍSO

OFICIAL DE LA ARMADA EN RETIRO RECIBE CONDENA DE 15 AÑOS DE PRISIÓN POR HOMICIDIO COMETIDO EN 1989 EN VALPARAÍSO
 

La Corte de Apelaciones de Valparaíso ha condenado a Sergio Patricio Esteban Chiffelle Kirby, un oficial retirado de la Armada, a cumplir una pena efectiva de 15 años y un día de prisión. Esta condena se debe a su responsabilidad en el homicidio calificado de Marcelo Esteban Barrios Andrade, ocurrido en el cerro Yungay de Valparaíso el 31 de agosto de 1989.

El fallo unánime del tribunal confirma la sentencia anterior y extiende la pena de 10 años y un día, previamente dictada por la ministra en visita María Cruz Fierro Reyes. Además, se mantuvo la condena de 10 años y un día para los suboficiales de la época, Luis Osvaldo de Lourdes Ceballos Guerra y Óscar Arturo Aspée Aspée, quienes fueron considerados coautores del delito.

En el ámbito civil, el tribunal de segunda instancia ratificó la sentencia inicial, incrementando la compensación por daño moral a los hermanos de la víctima a un total de $280.000.000.

Según el fallo, el 31 de agosto de 1989, un destacamento de Infantería de Marina de la Armada de Chile llevó a cabo un allanamiento en el inmueble ubicado en pasaje Latorre, casa 7, cerro Yungay, siguiendo órdenes del Comandante de la Guarnición Local de Valparaíso. Durante este operativo, en el cual se allanaron varios domicilios y se detuvieron a otras personas, Marcelo Esteban Barrios Andrade perdió la vida.

El operativo resultó en numerosos disparos por parte del personal de Infantería de Marina, que culminaron en la muerte de Barrios Andrade y la detonación de explosivos en el domicilio. No se encontró relación entre la acción emprendida, el armamento utilizado y el resultado del operativo con una posible reacción de Barrios Andrade, quien, según se mencionó, intentó defenderse con una pistola.

El fallo destaca que Marcelo Esteban Barrios Andrade no tuvo oportunidad alguna de repeler o evitar el ataque, y que los infantes de marina eran conscientes de esta situación, la cual fue deliberadamente planeada para asegurarles impunidad y mantenerlos fuera de peligro.

Ultimas Noticias