Valiente mujer narra horroroso ataque con lanza durante intento de asalto en Curacautín

Valiente mujer narra horroroso ataque con lanza durante intento de asalto en Curacautín

La madrugada del pasado lunes 19, una mujer de 28 años vivió una experiencia traumática cuando fue víctima de un intento de asalto en la comuna de Curacautín, región de La Araucanía. Durante el incidente, la joven resultó gravemente herida al ser atravesada en el cuello por una lanza, arma utilizada por los delincuentes.

Mariela Franco, la valiente víctima, concedió una entrevista a Las Últimas Noticias en la que relató en detalle los escalofriantes momentos del ataque y cómo ha sido su recuperación en los días posteriores.

Según su testimonio, Mariela se dirigía al domicilio de una amiga y luego decidieron dar un paseo por la plaza de armas de la ciudad y otros lugares. Al llegar a la calle 5 Oriente, se encontraron con tres personas: una mujer y dos hombres.

La joven pidió a su amiga que detuviera el auto para saludar a la mujer conocida, pero la conductora desconfió y solo redujo la velocidad. En ese instante, la supuesta amiga se acercó a la ventana y gritó “¡Ahora!”, momento en el que los dos hombres aparecieron amenazando con una pistola y exigiendo la entrega de sus pertenencias.

A pesar de que su amiga aceleró, el vehículo se detuvo y uno de los asaltantes lanzó una lanza de 150 centímetros que se incrustó en el cuello de Mariela. Aunque inicialmente no sintió dolor debido a la adrenalina, poco después el dolor se hizo presente y el shock se apoderó de ella.

En estado de shock, la amiga condujo rápidamente hasta el hospital mientras Mariela permanecía apoyada sobre ella sin moverse. “Cuando íbamos en el auto sentí el dolor, porque saltábamos en los lomos de toro y me pegaba en el techo. Era un dolor horrible e intenso, no lo podía soportar. Yo pensé que me iba a morir”, relató la valiente mujer.

Aunque fue dada de alta, los días posteriores han sido difíciles para Mariela. Sufre de insomnio, dolores persistentes y una inflamación en la cabeza. “Hasta hace un par de días todavía sentía que tenía el peso del fierro en la cabeza. Por las noches no puedo dormir, me da fiebre, no encuentro una posición para descansar del dolor”, compartió.

La joven también expresó su angustia al saber que el culpable sigue en libertad y presume de lo que le hizo. “Mentalmente tampoco estoy bien, lo único que pienso es que el culpable anda paseándose por el barrio y jactándose por lo que me hizo. Eso me tiene muy mal”, afirmó Mariela.

Este lamentable suceso ha conmocionado a la comunidad, y se espera que las autoridades realicen una exhaustiva investigación para capturar a los responsables y llevarlos ante la justicia. Mientras tanto, Mariela continúa su lucha por recuperarse tanto física como emocionalmente, contando con el apoyo y la solidaridad de aquellos que repudian la violencia y desean su pronta recuperación.

Ultimas Noticias