Chancay: El puerto peruano construido por China que genera preocupación en Chile

Chancay: El puerto peruano construido por China que genera preocupación en Chile
 

A cargo de la naviera estatal Cosco Shipping, se está construyendo el primer puerto de China en América Latina: el puerto de Chancay. Ubicado a 80 kilómetros al norte de Lima, este “megapuerto” se perfila como un importante centro logístico en la región. Con una inversión de más de 3.000 millones de dólares, se espera que el puerto esté operativo en el segundo semestre de 2024, lo que tendrá un impacto significativo en la economía peruana y en la demanda portuaria en general.

El proyecto, liderado por la naviera Cosco Shipping y con un 60% de inversión por parte del Estado chino, busca convertir a Chancay en el primer “hub” logístico del gigante asiático en Sudamérica. Con una extensión de mil hectáreas y la capacidad de recibir buques de hasta 18.000 TEU (contenedores estándar de 20 pies), se espera que el puerto atraiga una gran cantidad de barcos de carga provenientes de China y que luego transborden hacia otras partes de la costa del Pacífico.

El gobierno peruano ha destacado la importancia estratégica del Puerto de Chancay en el comercio internacional, proyectándolo como un punto clave para redistribuir la carga de países como Chile, Ecuador y Colombia. Además, se espera que el puerto dinamice la economía, impulse las exportaciones y genere numerosas oportunidades comerciales, así como miles de empleos tanto directos como indirectos.

Sin embargo, esta ambiciosa construcción ha despertado preocupación en Chile, especialmente en relación con el posible impacto que pueda tener en puertos chilenos como el de San Antonio. Algunos expertos y políticos chilenos han expresado inquietud por la aparente lentitud y falta de visión del Estado chileno en el desarrollo de su sistema portuario, mientras observan cómo Perú avanza con proyectos de megapuertos como Chancay. Temen que el nuevo puerto peruano se convierta en un centro logístico preferido para el comercio exterior, limitando la relevancia de los puertos chilenos y aumentando los costos logísticos para el país.

Además de las preocupaciones económicas, existe un debate sobre la influencia de China en la región. Algunos ven el proyecto del Puerto de Chancay como una manifestación de la “diplomacia de la chequera” china, utilizando inversiones y préstamos para asegurar influencia en países estratégicos como Perú. Esto ha llamado la atención de Estados Unidos, que ha advertido sobre el potencial impacto y la dependencia excesiva que podrían generar las inversiones chinas en la región.

No solo el puerto de Chancay refleja la creciente influencia china en Perú, sino que también existen otros proyectos importantes, como la participación de empresas chinas en la explotación de yacimientos minerales en el país, como Las Bambas y Toromocho.

El desarrollo del puerto de Chancay representa un hito en la cooperación económica entre China y Perú, pero también ha generado preocupaciones y cuestionamientos en Chile sobre el futuro del sistema portuario del país y la influencia geopolítica en la región.

Ultimas Noticias